"Nuestro paso por el mundo debe ser trascender". Moisés Delgado

 - "Nuestro paso por el mundo debe ser trascender". Moisés Delgado

Haití y su manera de aplacar los escombros

Estaba en mi cuarto y observé en un canal de noticias, imágenes de los hermanos haitianos celebrando el carnaval a un año del terremoto más salvaje en su historia, quedé bajo una mudez al ver esos colores y saltos de hombres y mujeres que restan su tiempo en ver como la arena les refleja la sombra, con un sol a contraluz y a distancias de sus sueños.

Es impresionante la capacidad que tenemos los seres humanos de aflorar la pureza más grande en nuestro ser, es un ejemplo lo que está haciendo Haití para el mundo, tantos llantos, tantos escombros que hay en la memoria y sin embargo se han inventado la posibilidad de reír y soñar, unos instantes entre mascaras y tambores sonoros.

Existe un mundo más allá de esta carne que nos alberga, he llegado a conclusiones luego de un meditar contrariado entre la soledad de mis cortinas, y creo profundamente que las barreras no existen ante la mente que se dispone a emprender el vuelo, la liberación de nuestras ataduras está en nuestras manos, como una posibilidad cercana de soltar rienda a todo conflicto olvidando los embates fortísimos del vivir.

Hoy Haití nos da el más grande ejemplo, los seres humanos estamos a la altura de nuestras dificultades, no podemos dejar que se termine la esperanza de los pueblos, la lucha por erradicar la pobreza, amemos la utopía como alimento constante de los sueños, impulsemos bajo el umbral de los valores más sublimes y puros de nuestra naturaleza, los hombres del mañana que edificarán naciones más humanas y cercanas a la espiritualidad.

Haití  y sus movimientos de cuerpos danzando,  todos los gritos desgarradores guardados en las tinajas de mujeres con sus vientres preñados; Haití palabra singular y color de piel negra, isla socavada por la tiranía, no pares de bailar, no te detengas, que tus muertos también celebran bajo la dimensión de las ausencias, las sonrisas de los niños que construirán las ciudades que se levantarán con el adobe de manos trabajadora , emergerán las alamedas en las cuales se sentarán los hombres a mirar sus ojos, no apagues tu fe.

Moisés Delgado.

 
Categoría: Opinión

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Tu eres el visitante Nºcontador de visitas