"Nuestro paso por el mundo debe ser trascender". Moisés Delgado

 - "Nuestro paso por el mundo debe ser trascender". Moisés Delgado

Gracias Tío Simón por tu tonada de AMOR

Bg12WOQCEAAzzTLCada canción que nació de su puño y letra, contenía la esencia noble de nuestra venezolanidad, ataviado de liqui-liqui, sombrero llanero y el cuatro afinado en cambur-pinton, su voz penetró en el corazón de aquel que escuchó al Tío Simón, un ser humano infinito como artista que solo cambió de paisaje y se multiplican en la memoria colectiva del pueblo. En Venezuela quien no ha cerrado los ojos cantado “El Becerrito o Caballo Viejo” e imaginando la lejanía de la sabana.Son innumerables las razones que tenemos los venezolanos para sentirnos agradecidos y orgullos del legado folclórico que dejó Simón Díaz, su impronta en la escena permitió enaltecer los valores de nuestro llanos venezolanos, destacando la picardía, nobleza y el amor por la naturaleza que desde el ordeño de vacas, arreo y la molienda del maíz o café, logramos vernos reflejado lo raizal de nuestra herencia en los campos.

No tuve la dicha de estar en un concierto del Tío Simón, sin embargo creo que su música me visitó tan cerca en el corazón, que les contaré una anécdota, tenia aproximadamente 11 años cuando iba a la escuela, me trasladaba  desde las 6:15 am en el bus y casi siempre estaba colocada una emisora con música llanera, y siempre allí escuchaba la música de Simón Díaz, destacando el tema “Aquel”, el cual me hacia soñar, aquellas letras tienen una capacidad de mover las fibras emocionales más escondidas.

Simón era el ejemplo del venezolano que debemos ser, ese hombre sencillo, cálido, sensible, con su sonrisa iluminaba todos los sobrinos que dejó a lo largo y ancho de su carrera. Nacido en Barbacoa, estado Aragua el 8 de agosto de 1928, manifestó en varias entrevistas que provenía de una familia humilde que desde pequeño le inculcaron la música, sus padres Juan Díaz y María Márquez de Díaz, fueron un matrimonio de ocho hijos.

Desde muy pequeño vivió en el campo, condición que le permitió amar y conocer las costumbres y tradiciones del llano para luego junto con la música presentarlas artísticamente por medio de su composición, canto y actuación, esta última una de sus grandes habilidades que le permitieron la posibilidad de conquistar las pantallas del país con programas como “Contesta por Tío Simón” transmitido por 11 años a través del canal Venezolana de Televisión en la década del 70.

Quiero finalizar, expresando que nos sobrarán los motivos en nuestro país para recordar a un hombre tan valioso, nos sobrarán siempre los motivos para celebrarlo y continuar el legado artístico y cultural que sembró en nuestra tierra, que sus letras continúen llegando a las generaciones siguientes en cada rincón de esta patria, porque seres tan especiales como Simón Díaz, deben ser el ejemplo de los valores autóctonos que debemos rescatar y continuar fomentando. ¡Gracias Tío Simón por tu tonada de AMOR!

Lcdo. Moisés Delgado / Twitter: @MoisesEnLinea 

 
Categoría: Opinión

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Tu eres el visitante Nºcontador de visitas